Una vez se completan y se presentan a la ANH los resultados del programa de evaluación, el contratista decide si declara o no la comercialidad del campo. En el primer caso, esto define la iniciación del periodo de producción, el cual tiene una duración de hasta 24 años contados a partir de la fecha en que la ANH reciba del contratista la declaración de comercialidad, o hasta agotar el recurso. Para esto, el contratista debe presentar un plan de explotación que define el método de producción y los procesos, el diseño de las facilidades, el plan de abandono y otros asuntos relativos al desarrollo del campo. La ANH aceptará el plan siempre y cuando cumpla con los requisitos de presentación formal, e incluya las buenas prácticas de la industria del petróleo.