BENEFICIARIOS REALES: UNO DE LOS PRINCIPALES DESAFÍOS DE COLOMBIA Y EITI COLOMBIA PARA LOS PRÓXIMOS CUATRO AÑOS DE GESTIÓN

BENEFICIARIOS REALES: UNO DE LOS PRINCIPALES DESAFÍOS DE COLOMBIA Y EITI COLOMBIA PARA LOS PRÓXIMOS CUATRO AÑOS DE GESTIÓN

  • Dentro de la calificación de ‘progreso satisfactorio’ que recibió Colombia en junio de 2018 por parte de la Secretaría Internacional de EITI, la organización recomendó avanzar en el tema

Bogotá, agosto de 2018. Recientemente la Secretaría Internacional de EITI confirmó que Colombia es el primer país del continente en alcanzar un ‘progreso satisfactorio’ dentro del Estándar que promueve la transparencia en la gestión de los recursos no renovables y fomenta la rendición de cuentas.

Aunque la noticia es muy positiva para el futuro y el desarrollo de la industria minero energética local, las responsabilidades en materia de buenas prácticas aumentan, y entre las recomendaciones hechas a EITI Colombia por parte del órgano rector, está avanzar en temas de beneficiarios reales, lo que ha generado varios interrogantes en el Comité Tripartito Nacional en Colombia.

Cabe resaltar que los beneficiarios reales son las personas que controlan y se benefician de una entidad o arreglo legal y del ingreso que este genera.

La principal razón de dichos debates está en que la Ley de Beneficiarios Reales no ha sido establecida en el país, por tanto, las empresas son autónomas de revelar esa información, que desde algunas posiciones empresariales, puede comprometer la seguridad de los principales inversionistas de las compañías.

Sin embargo, EITI no es la única organización interesada en que Colombia avance en la materia, varias entidades internacionales como el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) coinciden en recomendar que la información sobre beneficiarios reales debe ser de acceso público.

Actualmente en el Congreso de la República de Colombia hay en curso un proyecto de ley que pretende fortalecer el marco normativo e institucional en materia de transparencia, integridad y lucha contra la corrupción, a través de la publicación de beneficiarios reales. Consulte el documento en: http://www.camara.gov.co/probidad-y-prevencion-de-la-corrupcion

Por su parte, EITI Colombia, ha adelantado algunos puntos relevantes frente al tema, que podrá consultar en: http://www.eiticolombia.gov.co/beneficiarios-reales

Francisco París, Director para América Latina de EITI, ha explicado en varias ocasiones que no cree que esta exigencia desestimule el deseo de las compañías serias por pertenecer a EITI Colombia, ya que este es un paso positivo en la búsqueda de mayor transparencia. “Las multinacionales, por ejemplo, están acostumbradas a revelar información porque cotizan en la Bolsa”, señaló París.

Su posición parece coincidir con la de varios empresarios cercanos a EITI Colombia. Santiago Ángel, Presidente de la Asociación Colombiana de Minería (ACM), aseguró que el tema de beneficiarios reales no es exclusivo de la iniciativa y que de hecho el Gobierno Nacional ha avanzado de manera importante en la materia. “Siento que básicamente el Estándar va a ajustarse a la norma local. En cuanto a los empresarios, todavía no hay una posición definitiva porque no ha entrado en marcha la exigencia y no se conoce en detalle sus efectos”.

Roberto Junguito, quien fuera presidente de Cerrejón hasta el pasado mes de junio, también aseguró en su momento, que la publicación de beneficiarios reales estaba siendo revisada como país, no solo para EITI Colombia, sino como parte de otros compromisos internacionales que se han adquirido en los últimos años. “Desde el sector empresarial estamos a la espera de la posición definitiva del Gobierno al respecto, para adaptarnos a la ley, teniendo en cuenta los retos que puedan existir en cuanto al manejo y uso de esta información”, indicó Junguito.

Por su parte, José Miguel Linares, Presidente de Drummond Ltd., asegura que la compañía no se opone a que EITI Colombia incluya estos aspectos dentro de la iniciativa, pues “es importante que de cara al público en general se pueda mostrar el destino final tanto de las regalías como de los impuestos que las compañías pagan al Estado colombiano”.

Por ahora, EITI Colombia seguirá evaluando las posibilidades de ley que tiene hasta el momento, para poder implementar el requisito de progresividad, recomendando por el Estándar Internacional.

Por qué transparentar a los beneficiarios

De acuerdo con Transparencia México, en la agenda global anticorrupción, uno de los temas que más se escucha en este momento es el de beneficiarios reales (beneficial ownership, en inglés). En los últimos años, una serie de investigaciones y filtraciones han encontrado cómo redes de corrupción –en distintos países, especialmente en economías del G20– hacen uso de empresas fantasmas y cuentas en paraísos fiscales para desviar grandes sumas de recursos públicos o esconder los beneficios obtenidos por crímenes y actos de corrupción. En muchos casos, estos recursos financieros buscan después ser ‘blanqueados’ mediante la compra de propiedades, principalmente bienes inmuebles de lujo en el extranjero. Para comprar estas propiedades también se utilizan empresas fantasmas, evitando así conocer quiénes son los verdaderos propietarios que hacen uso de ellas.