Beneficiarios Reales

 

 

Por otra parte, se resalta que el Gobierno nacional, por medio de la Secretaría de Transparencia de la Presidencia de la República, elaboró un anteproyecto de ley para aumentar la transparencia en torno a los beneficiarios finales de todas las personas jurídicas (incluyendo aquellos sin ánimo de lucro) y sucursales de sociedades extranjeras en Colombia. El anteproyecto señalaba taxativamente a las personas naturales que son consideradas como beneficiarios finales, y encargaba a cada una de las personas jurídicas y sucursales de sociedades extranjeras a suministrar los datos (nombre, nacionalidad, identificación y país de residencia) de sus beneficiarios finales a las respectivas superintendencias, entidades que a su vez estarían encargadas de consolidar y administrar los respectivos registros de beneficiarios finales de sus supervisadas. Esta propuesta de proyecto de Ley fue archivada por el Congreso de la República, lo que evidenció que uno de los obstáculos es precisamente la disposición sobre el registro de accionistas.

Respecto a las discusiones internas del tema de beneficiarios reales de la industria extractiva, el principal obstáculo es que las entidades y empresas han estado en desacuerdo con la publicidad (publicación) de la información; de hecho, la redacción del proyecto de ley solo permitiría a las autoridades competentes tener acceso a estos registros en caso de una eventual investigación. Al respecto, algunas entidades incluso han manifestado tener estos registros consolidados, pero en realidad solo contienen la lista de accionistas del primer nivel, sean personas jurídicas o personas naturales.

Por otra parte, se tiene que las empresas que voluntariamente se han adherido a EITI - Colombia aún están madurando en el proceso de informe y cotejo de datos para el cumplimiento de los requisitos de dicha iniciativa, así que el requerimiento de nueva información en este momento exhibe cierta resistencia, sumado al hecho de que las empresas históricamente, por la situación de seguridad pública del país, han sido cautelosos en el manejo de este tipo de información, por lo que se esperaría que su uso sea estrictamente confidencial, o de acceso controlado y limitado.

El desarrollo más significativo del país fuera del proyecto de ley explicado anteriormente es la elaboración y presentación de la  hoja de ruta de beneficiarios reales , que permitirá conocer y profundizar en la estructura institucional, en los términos legales vigentes y en el alcance para llevar adelante este requerimiento, de forma que pueda ser abordado dentro de la iniciativa EITI. En este sentido, en EITI - Colombia se pretende seguir avanzado en una implementación desde lo que ya existe (cámaras de comercio y bolsas de valores); lo anterior, dado que el grupo multipartícipes considera que este requisito debe ser abordado como un proceso de largo plazo.

Es importante anotar que este es un tema recurrente en los compromisos internacionales adquiridos por Colombia: Cumbre Global Anticorrupción, Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), EITI, entre otros, por lo que se considera necesaria la aprobación de una ley de carácter superior, para avanzar en varios frentes; además, existe una buena posibilidad de que internamente se pueda avanzar en la consolidación del registro de beneficiarios finales. Sin embargo, parte de los retos se fundamentan en la necesidad de garantizar el adecuado manejo y uso de los datos, su confidencialidad, seguridad y la restricción de acceso a estos.