El Estado no tiene porqué ser aburrido ¡conoce a gov.co!

¿Sabes que es GOV.CO?

¿Sabes que es GOV.CO? Conócelo aquí

Novedades SGR 2018

 

 

La Ley Bienal de Regalías fue adoptada por el Gobierno el 27 de diciembre de 2018. Esta ley significa para las regiones recursos por $24,2 billones durante el bienio 2019-2020, lo que corresponde a un aumento del 67 % en relación con los $14,5 billones aprobados para el bienio 2017-2018. Si a esto se suman los $5 billones de vigencias anteriores que aún no han sido ejecutados, el presupuesto disponible para este bienio (2019-2020) se acerca a los $29 billones. Este sería el presupuesto más alto desde que se instauró el Sistema General de Regalías.

Para el sector de la educación se presupuestaron $2 billones. De este total, $1 billón será invertido en infraestructura para las instituciones públicas de educación superior; $250.000 millones, en fortalecimiento institucional y de la capacidad investigativa de las universidades públicas; $250.000 millones se invertirán en becas de excelencia doctoral para los educadores de las instituciones públicas; y $500.000 millones se destinarán a apoyar la educación básica. El Fondo de Ciencia y Tecnología, que en el bienio anterior contó $1,1 billones, durante este bienio dispone de $2,1 billones. Los recursos para apoyar la construcción de la paz se cuadruplicaron, al pasar de $511.000 millones a $1,9 billones. La tabla 19 presenta los presupuestos de regalías de este bienio y del anterior, y su crecimiento porcentual.

 

Presupuesto de regalías para los bienios 2017-2018, y 2019-2020

Región Bienio 2017-2018 Bienio 2019-2020 Diferencia
Caribe $ 4.3 Billones $ 6.6 Billones 54%
Pacífico $ 1.9 Billones $ 3.0 Billones 55%
Llano  $ 2.2 Billones $ 3.3 Billones 52%
Eje Cafetero $ 1.3 Billones $ 2.0 Billones 53%
Centro-Oriente $ 2.0 Billones $ 3.1 Billones 55%
Centro-Sur $ 1.4 Billones $ 2.3 Billones 60%

 

Adicionalmente, la Ley Bienal de Regalías para el periodo 2018-2019 creó la opción de “obras por regalías”. Esta opción les permitirá a las empresas del sector extractivo que están sujetas al pago de regalías, en coordinación con las autoridades locales, formular y ejecutar directamente esos recursos en las regiones, y descontar estos montos de sus obligaciones de regalías. Con esto se espera poder agilizar el proceso de inversión de dichos recursos.